De acuerdo al mismo reporte, entre 2014 y 2016 hubo optimismo en la comunidad científica, debido a que durante estos años las emisiones de CO2 fueron estables, a pesar del crecimiento económico global; no obstante, los incrementos registrados en 2017 (1.6 %) y 2018 (2.7 %), sugieren todo lo contrario. Glen Peters , director de investigación del Centro Internacional para la investigación de Clima de Noruega manifiesta que "Las políticas climáticas y de energía a escala global no son suficientes para superar el crecimiento de la actividad económica o el crecimiento del uso de la energía". Un coautor del mismo informe dice que “No hay otra alternativa más que incrementar las políticas, pues de lo contrario las emisiones seguirán aumentando.”

 

De acuerdo a KienyKe, para la directora de Greenpeace Colombia, Silvia Gómez: “Son muy malas noticias ya que no se termina de consolidar una estabilización y menos una clara tendencia a la baja en las emisiones de CO2. No solo eso, sino que el 2018 registra la mayor emisión de la que se tenga registro en la historia de la humanidad. Si no reaccionamos de manera mucho más rápida y decidida se acrecentarán las situaciones de fenómenos meteorológicos extremos, alteraciones en los ecosistemas, alzas en los niveles del mar y migraciones masivas producto de afectaciones medioambientales”.

 

 Autor: NPS Fire and Aviation Management

 

UN DESAFIO GLOBAL

 

"Por el momento, parece que el mundo está generando emisiones de CO2 con incrementos a una tasa promedio de cerca del 1 por ciento por año" señaló Peters, no obstante, el informe atribuye la pausa observada entre 2014 y 2016 a la disminución en el uso de carbón en China, que estaba invirtiendo temporalmente menos en proyectos de construcción de uso intensivo de energía, y en Estados Unidos, gracias a un cambio en el gas natural, la energía solar y eólica.

 

Desafortunadamente, las emisiones están aumentando nuevamente con el uso del carbón, incluido un aumento del 4,5 por ciento en el carbón en China y un aumento del 7,1 por ciento en la India y que las emisiones de Estados Unidos aumentaron en alrededor de un 2,5 por ciento en 2018, a pesar de una tendencia descendente (y caídas continuas para el carbón), en gran parte debido al crecimiento del petróleo y el gas natural, y un año marcado por el inusualmente severo clima de invierno y verano, pudieron haber aumentado las emisiones de calor y electricidad.

 


En todo el mundo, las energías renovables siguen experimentando un crecimiento notable, encaminado a producir la mitad de la electricidad del mundo para 2030. El problema es que el crecimiento aún no es suficiente para mantener un seguimiento de la demanda mundial de energía y el calendario en el que se necesitan las reducciones de gases de efecto invernadero para cumplir los objetivos de París.

 

Aún así, los expertos dicen que hay espacio para el optimismo. En un comentario publicado en Nature, varios científicos encabezados por Christiana Figueres, ex secretaria ejecutiva de la Convención Marco de los Estados Unidos sobre el Cambio Climático, sugirieron que "la descarbonización de la economía mundial para 2050 aún podría estar al alcance." 

 

El artículo publicado por Scientific American lo puedes encontrar en el siguiente link

El artículo publicado por Kien y Ke lo puedes encontrar en el siguiente link

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Clasificación de las precipitaciones

July 22, 2019

1/2
Please reload

Entradas recientes